jueves, 14 de abril de 2011

¿La Historia y las lenguas clásicas no tienen nigún valor?


Ésta es, en muchas ocasiones y por desgracia, una afirmación que muchas personas expresan sin meditarlo profundamente.
Desde que he empezado mis estudios de Latín este año, me he dado cuenta del poco aprecio que se tiene por esta lengua que sin ella, no existiría la nuestra.
Y no es muy diferente el caso de la Historia. Numerosas personas de mi clase, compañeros y amigos, desde el inicio del curso han dudado de la utilidad de la historia y de su valor en la vida.


Per yo pregunto y a la vez me respondo: ¿La História y las lenguas clásicas tienen alguna utilidad en la vida? Yo respondo con un rotundo y convencido SÍ.


Mucha gente dice que la História no sirve para nada, que no es útil en la vida. Y yo vuelvo a preguntar: ¿No tiene utilidad conocer de dónde viene nuestra sociedad?¿No tiene valor conocer por qué estamos aquí?¿No tiene utilidad conocer los errores que ha hecho nuestra sociedad a lo largo de su historia para poder solucionarlos e intentar no repetirlos? Yo vuelvo a decir que SÍ. La Historia tiene mucho más valor y utilidad del que se le da. Nos permite saber porqué nuestra sociedad es como es, como ha ido evolucionando a lo largo de los siglos. Nos permite conocer nuestros errores, lo errores cometidos por nuestros antepasados para no volverlos a cometer. ¿Quién dice que la Historia no tiene utilidad?


Y en cuanto a las lenguas clásicas: ¿No tiene utilidad saber como se ha formado nuestra lengua, la que hablamos hoy en día?¿No tiene valor conocer las lenguas, como el Latín o el Griego, que es de donde viene la nuestra? Por supuesto que tiene valor, en este caso aún más del que se le da, porqué se le da muy poco. Siempre dicen que el Latín es una lengua muerta y enterrada. Pues todo lo contrarío, el Latín ( y digo Latín, pero también puedo decir otras lenguas clásicas como el Griego ) está muy vivo hoy en día, mucho más de lo que se piensa. En cada frase que pronunciamos hay un pequeño fragmento del Latín, que sigue muy presente en nuestra lengua y forma de hablar. ¿Nadie conoce las expresiones de orígen latín, que se pronuncian y se escriben igual como se decían en la antiguedad? como por ejemplo: ipso facto, in fraganti y un largo etc que demuestran que esta lengua no está tan enterrado como se piensa o se quiere.

miércoles, 13 de abril de 2011

El calendario romano

Como se habrán podido fijar los lectores del blog(si es que hay alguno) hace ya un tiempo he añadido un elemento basntante curioso en él, se trata del calendario que seguían los romanos según el día del mes en que estaban.


Primero de todo decir que los romanos no tenían ni enero, ni febrero, su año empezaba en nuestro marzo, tiempo en que empezaban también las guerra, porque hacia buen tiempo.
Voy a explicar el significado y los días latinos:


Las calendas, en latín Kalendae, -arum: Las calendas se referían al primer día de cada més, por ejemplo las calendas de Abril, el primer día de abril. De esta palabra viene nuestra palabra calendario.


Las nonas, en latín nonae, -arum: Las nonas eran el día 5 de cada més excepto los meses de marzo, mayo, junio y octubre que eran el día 7.


Los idus, en latín idus, -uum: Eran el día 13 de cada mes a excepción de los meses de marzo, mayo, junio y octubre que era el día 15.


De los idus cabe remarcar el idus de marzo, famoso por ser el día en que asesinaron a Julio César(15 de marzo del año 44 aC)