miércoles, 22 de junio de 2011

Punto y final

Hoy, puedo decir punto y final a la ESO puesto que el curso ya ha finalizado. Un cuarto de ESO que, en mi opinión, ha resultado ser el mejor curso de los 4.


Hay tantas cosas por recordar de estos últimos meses, la mayoría, por suerte, positivas. Las negativas se intentan arrinconar para no recordarlas, por suerte, no hay muchas cosas negativas.
Las notas: Inmejorables, 4 excelentes, y el resto notables(especialmente 8) .Unas notas que durante mi primer curso como estudiante de ESO nunca pensé que podría llegar a tener.


Y ahora a mirar hacia el futuro próximo: El bachillerato, más concretamente el humanístico; una nueva etapa de mi vida académica que, espero, sea tan buena como los últimos años. Como ya he dicho en anteriores ocasiones, mi futuro es la historia ( un poco irónico que mi futuro sea el estudio del pasado) y todo lo relacionado con la historia (como las lenguas clásicas). Pero aún existe una duda sobre una de las asignaturas que cursaré el año que viene; aún no sé si podré estudiar Griego puesto que muy poca gente ha escogido esta asignatura optativa. Sería una verdadera lástima que no pudiera estudiar Griego, en caso negativo, tendría que escoger entre Economía de la empresa o Psicología. Aquí no hay dudas, escogería Psicología.
Por las otras asignaturas optativas no hay problema, parece que podré hacer todas las que escogí en el momento de la preinscripción ( historia del mundo contemporáneo/ del arte, latín, griego o psicología y literatura castellana/catalana ) es decir todo lo relacionado con las letras y las humanidades.


Y ahora también toca mirar hacia las vacaciones de verano. Unas vacaciones que prometen ser buenas y entretenidas. Con mi familia habíamos pensado en ir unos días a visitar la ciudad de Pompeya, en Italia, o quizá visitar los castillos del sur de Francia ( no soy el único en mi familia al que le gusta la historia, a mis hermanos y a mi madre también ). Eso aún no está decidido, lo único seguro es que empieza una nueva etapa que, espero, sea tan buena como la que acaba.